Pruebas de anticuerpos

In English »

Pruebas de anticuerpos

La prueba de anticuerpos de COVID-19 determina si alguien tuvo previamente el virus al detectar la presencia de anticuerpos. No determina la presencia del virus en sí – sólo se usa un análisis viral para diagnosticar a alguien que está enfermo en ese momento. En vez de eso, detecta la presencia de anticuerpos que muestran que el sistema inmunitario se activó en respuesta a una infección.

Pueden transcurrir de 1 a 3 semanas después de la infección hasta que se acumulen suficientes anticuerpos en el organismo y que sean detectados por la prueba de anticuerpos. Por eso es importante no realizar la prueba demasiado temprano durante el curso de la infección. En realidad, se hace generalmente después de que el paciente se haya recuperado por completo.

A diferencia de la prueba viral que usa un hisopo para verificar las muestras respiratorias que generalmente se toman del interior de la nariz, la prueba de anticuerpos es un análisis de sangre realizado por un profesional de la salud, quien toma una muestra extrayendo sangre de una vena del brazo. Cuando alguien da positivo por anticuerpos COVID-19, indica que probablemente se infectó con el nuevo coronavirus en algún momento en el pasado.

Si bien la presencia de anticuerpos a menudo indica inmunidad, la Organización Mundial de la Salud advierte que no hay evidencia si tener anticuerpos de COVID-19 significa que alguien está protegido contra la reinfección con el virus. El nivel y la duración de la inmunidad aún no se conocen. Es por eso que las personas que se han recuperado de COVID-19 aún deben tomar precauciones y practicar la separación física, usar una mascarilla facial y seguir las recomendaciones sobre la higiene de manos.

Actualmente, el condado de Sonoma está realizando pruebas de anticuerpos sólo para el personal de respuesta inmediata (paramédicos, técnicos de emergencias médicas, bomberos, agentes del orden) y trabajadores de la salud con alto riesgo de exposición al COVID-19. El personal de respuesta inmediata y los trabajadores de atención médica deben llamar al (707) 565-4667 para hacer una cita para una prueba de anticuerpos.

Los representantes de Control de Enfermedades de Salud Pública se están comunicando con miembros del público que se reconozcan como casos o contactos -tales como miembros de la familia y/o grupo de convivencia y contactos cercanos de personas que previamente hayan tenido un resultado positivo para el virus – para hacer una cita para la prueba de anticuerpos.

La prueba de anticuerpos se hace sin cargo. Los resultados se entregan por teléfono o correo electrónico dentro de las tres semanas de haberse hecho la prueba.

Lista de preguntas frecuentes

Ninguna prueba de anticuerpos COVID-19 es 100% precisa. Es posible dar negativo cuando en realidad han sido infectados (resultado falso negativo). Si bien ha habido muchas pruebas de anticuerpos con una precisión cuestionable en el mercado desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) ha eliminado la mayoría de ellos de circulación. La prueba utilizada en el Condado de Sonoma tiene un alto grado de precisión, lo que significa que casi el 90% de los que evalúan positivo para anticuerpos tenían COVID-19 y casi el 98% de los que dieron negativo no tuvieron el virus.

La prueba de anticuerpos es una forma importante de aprender más sobre este nuevo coronavirus: cómo se propaga en la comunidad y la forma en que impacta a las personas de manera diferente. Por ejemplo, muchas personas infectadas con COVID-19 nunca experimentaron síntomas; sin embargo, sin embargo, pueden haber estado contagiosos y sin saberlo difundir el virus a otros. Esta información nos ayudará a realizar un rastreo de contactos y a comunicarnos con personas que hayan tenido contacto cercano con una persona que previamente estaba infectada, vigilarlos por si acaso muestren síntomas y darles la atención que necesiten mientras se protege a los demás de la exposición. Además, uno puede haber dado positivo por COVID-19, pero nunca desarrollar anticuerpos.

Cuanto más aprendamos sobre el virus, más podremos compartir y aplicar este conocimiento para reducir el riesgo de propagación, al adoptar comportamientos saludables como el distanciamiento social, cobertura facial e higiene de manos hasta que un tratamiento efectivo y una vacuna sean fácilmente disponible al público.

Es posible que todos aquéllos que se hayan recuperado del COVID-19 sean elegibles para donar plasma, que es un componente de la sangre. Este plasma se puede usar para tratar a otros pacientes graves y aumentar su capacidad de luchar contra el virus. Los doctores le llaman a este tipo de plasma “plasma de convalesciente.”

Load More